Protección contra incendios en alojamientos

Queen Victoria

En las zonas de alojamiento y de servicio, se utilizan normalmente los boquillas de nebulización cerradas de HI-FOG®. Cada nebulizador cerrado tiene un bulbo termosensible que se rompe a una temperatura determinada. Cuando el bulbo se rompe, el equipo de bombeo HI-FOG® se pone en marcha automáticamente y el agua nebulizada se descarga a través de los nebulizadores cerrados activados. Como el agua se nebuliza sobre el espacio en forma de una niebla muy fina, los daños causados se reducen al mínimo sin afectar las capacidades para sofocar incendios.

HI-FOG® protege todos los espacio a bordo